¿Tan mala puede ser SUPERMAN RETURNS?

Miércoles 12 de junio. Pocos minutos después de las once de la noche. La primera jornada de Superman Returns en España aún no había finalizado cuando Sean Paul hizo sonar mi móvil. Era una llamada que estaba pendiente. Mi colega Juanjo no es alguien al que le guste esperar a ver una película más allá del día del estreno si no tiene porqué.
Un desgarrador ¡¡¡¿¿¿Pero esto qué es???!!! para el que no estaba preparado fue lo primero que oí al descolgar.
Una pregunta retórica que, si mi experiencia futura no la contradice, quedará grabada a fuego para siempre en mi memoria.

Pero ahí no quedó todo.

Mientras la ira y la decepción arrastraban su discurso, mi mente, ante la necesidad de defenderse de tal desesperanzador testimonio, iba levantando una barrera psicológica contra la desilusión. Una barrera que, igual que un leve soplido derrumba un castillo de naipes, se desmoronó instantáneamente ante la mención de dos simples palabras: Dick. Tracy.

El recuerdo de aquella amarga experiencia adolescente hizo que mi cuerpo se envolviera en un sudor frío y se convulsionara como rabo de lagartija amputado. Dick Tracy. Gente abandonado la sala. Conversando en plena proyección. Convirtiendo las butacas en hamacas. ¿Se revelaría Bryan Singer como un alumno desaventajado de Warren Beatty? ¿Habría hecho del Hombre de Acero un hazmerreir para una nueva generación?

¡¿Qué nos has hecho, Bryan, qué nos has hecho?!

Aún me toca esperar algunos días para acercarme al cine y el miedo ha hecho presa de mí. Unas malas sensaciones que desaparecerán o se reforzarán con el visionado en primera persona.
¿Será real este desastre que me han descrito?
Como digo, dentro de muy poco tiempo lo sabré. Pero si al final salgo contento, no dudaré en decirle a mi colega: ¡no tienes ni puta idea de cine!

...

Pero todas las historias angustiosas deben terminar con cierto hálito de esperanza. Me lo acaba de trasmitir mediante un e-mail casual un ex-compañero migrado al Mediterráneo (al que llamaré Rafa para proteger su identidad ante el temor a posibles represalias): Ayer vi Superman. Hera (nombre supuesto de su novia) se durmió varias veces pero a mi me gustó. No es la clásica pero me gustó. (...). Aunque sigue fallando Lois Lane. Esta no tiene personalidad y es demasiado jovencita.

Etiquetas:

5 Comentarios:

El 13.7.06, Blogger Dani dijo...

A mí la película me ha encantado. Así de claro, la mejor de todas. Lograda y con sorpresas pese a que le puedas poner peros menores, seguro.

 
El 13.7.06, Anonymous rafiRa dijo...

Ja, ja, ja. Muy graciosa la opinión de Juanjo ( o mejor dicho, la frase). Creo que es recomendable ir a ver la película sabiendo que no supera a la de Richar Donner (lógicamente) y que no tiene tanta acción como las actuales de superheroes. Tal vez se haga larga o pesada en algún momento, pero para un friki "optimista" como yo, creo que está pensada para convertirla en una trilogía. Asi pues, ya estoy impaciente por ver la segunda parte. Eso si, mantengo mi postura sobre Lois Lane, poca personalidad y muy jovencita. No convence.

 
El 14.7.06, Blogger Jackal dijo...

Yo creo que una pelicula excelente. He disfrutado muchisimo.

 
El 14.7.06, Blogger Juanma dijo...

Por algun lado he leído que si esto sigue así (en cuanto a recaudación) la secuela peligra... Me parece mucho decir pero...

 
El 14.7.06, Blogger Oltar dijo...

Pues yo la ví ayer y he de decir que me encantó. A mucha gente no le ha gustado porque como estuve comentando con uno de mis amigos, el punto fuerte, las referencias a la 1ª y 2ª peli así como a los tebeos y debido al ritmo de la peli es, como comentaba antes, el punto fuerte y el punto flojo al mismo tiempo, un arma de doble filo.
La semana que viene voy a volver a verla, espero que recaude mucho.
Como comentan por aquí, a Lois le falta un punto, no termina de convencer.

 

Publicar un comentario

<< Home