DC venderá KRYPTONITA de colores a menos de 50 euros la pieza



DC Direct pondrá a la venta para los simples mortales las cuatro formas primarias de Kryptonita en un modelo réplica (a un PVP de unos 190 € al cambio actual) del que podemos encontrarnos en la mismísima Sala de Trofeos de la Liga de la Justicia.



Cada una de estos tipos de Kryptonita "luminosa" viene protegida por una carcasa transparente de cristal para su óptima contemplación (a partir de febrero de 2008).



La siguiente información está traducida de mi ejemplar de DC Comics : Sixty Years of the World's Favorite Comic Book Heroes:

La Kryptonita (Verde) llegó a los cómics (después de ser introducida por primera vez en 1945 en el show radiofónico) en Superman #61 (1949). Podía producir debilidad, parálisis, inconsciencia y hasta la muerte; un efecto secundario provocó que Superman construyese robots de sí mismo para tener a mano "cuando sospeche que los criminales están esperando a usar la Kryptonita contra mí."



Superboy se encontró con la Kryptonita Roja en Adventure Comics #252 (1958). Su ordenador le dijo que era diez veces más potente que la verde, pero en historias posteriores esta versión roja, alterada al atravesar una "nube cósmica", se hizo totalmente impredecible. Sin actuar dos veces de la misma manera, podía convertir a Superman en un monstruo, un bebé, un gigante o incluso dos personas diferentes.



Después hubo la Kryptonita Azul, que apareció en Superman #140 (1960). Inventada por el propio Superman usando el imperfecto rayo duplicador de Lex Luthor sobre la Kryptonita Verde, afectaba sólo a los Bizarros que habían sido creados usando ese mismo rayo sobre Superman.



Después, aunque no por último, vino la Kryptonita Dorada, que podía arrebatarle a Superman sus poderes para siempre.

2 Comentarios:

El 25.6.07, Blogger Conner Kent dijo...

yo quiero yo quiero yo quiero yo quiero yo quiero yo quiero yo quiero... esta la compro por adelantado jejejeje ;) por cierto, un post genial sobre los tipos de kryptonita, me ha encantado :)

 
El 26.6.07, Blogger Juanma dijo...

Yo es que prefiero no empezar a comprarme cosas de éstas porque luego no sabría dónde parar... :-)

Me alegro de que te haya molado el post. Por cierto, mientras buscaba información me topé con un "ensayo" de Mike Allred sobre los varios tipos de kryptonita (del que al final sólo acabé usando las viñetas que he puesto) y al que ahora quería redirigirte pero soy incapaz de volver a encontrarlo a través de Google. :-(

 

Publicar un comentario

<< Home